La leyenda del Ayaymama

» » La leyenda del Ayaymama

¿Te interesan leyendas de procedencia la cultura de Perú pero no sabías bien dónde encontrarlas?

Tranquilo, por medio de las líneas siguientes, podrás comprender perfectamente una de las leyendas que mayor repercusión ha traído hasta nuestras fechas en la cultura de Perú, la Ayaymama.

La-leyenda-del-Ayaymama

Como seguramente sabrás, existen multitud de pueblos nativos que habitan en regiones remotas de Perú, y se trata de en general, pueblos indígenas que han tenido contacto, aunque poco, con la civilización que conoces y en la que vives.

Según cuenta la leyenda, hubo un tiempo en el que una población indígena era prospera, feliz y disfrutaban de unas condiciones de vida prácticamente perfectas. Sin embargo, llegado un momento dos niños de aquel lejano poblado, enfermaron, y se temió que terminasen contagiando al resto del poblado.

Su madre, que quería a toda costa salvarlos, decidió acudir con ellos a lo profundo del bosque, para pedir ayuda a los dioses del lugar y salvar, así, a sus hijos. No obstante, mientras andaban caminando por un precioso lugar en el que abundaba el agua y las frutas silvestres, los niños se separaron de su madre y se perdieron en ese sitio.

No se sabe bien por qué, pero la madre de los pequeños, tras volver al poblado, terminó por enfermar, dejo de comer y poco a poco se fue debilitando hasta las últimas. El padre de los niños, tampoco quiso saber nada de ellos y los dejó a su suerte en la lejanía del bosque.

Los llantos de los niños llamando a su mamá eran terribles, y aunque durante un tiempo sobrevivieron con la ayuda del agua y frutales que encontraban a su paso, con el cambio de las estaciones se quedaron sin alimentos y otro Dios, los salvó, para transformarlos en defensores de los bosques.

Según cuenta la propia leyenda, los niños pueden tomar forma de lobos enormes e incluso osos de gran tamaño, que cuando se encuentran en su camino con otros seres humanos que quieren destruir el bosque para construir o simplemente, talar árboles, cargan toda su irá del abandono que de su madre contra estos seres hombres, y nunca más se vuelve a saber de ellos, ni siquiera es posible encontrar la maquinaría con la que estaban trabajando.

Sin ninguna duda, existen pocos mitos tan extendidos en Perú como éste. Fuera como fuese, espero que si decides viajar a este maravilloso país, no busques recortar el medio natural o la respuesta del Ayaymama no te gustará en absoluto, ni tampoco sus consecuencias derivadas.

Usamos cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información