El monstruo Caribdis

» » El monstruo Caribdis

Aunque han sido descritas una incontable amalgama de leyendas en países como es Grecia, una de las más atractivas y que mayor miedo ocasiona a buena parte de sus habitantes es la referente a un monstruo marino, el Caribdis, cuya figura siembra el terror en el imaginario de sus habitantes.

El-monstruo-Caribdis

Todo parece indicar que en sus orígenes se trató de una hija de Poseidón que actuó indebidamente contra otro dios y por ello, Zeus la castigó haciendo de ella un monstruo como es el Caribdis. No obstante, otros los relacionan con un animal muy antiguo que preserva el mar de los hombres.

Es sin dudarlo, una de las historias que mayor miedo ocasiona sobre todo, a los más pequeños, y suele ser contada en noches de intensa niebla o para dar respuesta a la desaparición de marineros intrépidos que se adentraron en los dominios del monstruo.

Generalmente, sus fauces gigantescas y tamaño desorbitado puede devorar barcos de tamaño muy grande e incluso no dejar rastro alguno de lo sucedido. Tanto es así, que numerosos barcos perdidos de los que nunca más se supo nada, se estima que fue debido a la actuación de este monstruo de la antigüedad.

Se piensa que este monstruo de tamaño gigantesco habita en regiones profundas del mar y concretamente en zonas próximas a Mesina, un territorio que resulta fronterizo situado en zonas cercanas a Italia y concretamente, en Sicilia. De hecho, esta criatura resulta la culpable de la pérdida de una cantidad incontable de barcos y marineros como consecuencia de sus actuaciones.

Según ha trascendido a nuestros días, esta criatura habitaba en zonas muy profundas y con una cantidad importante de rocas en las que podía guarecerse para no resultar vista, y aunque a través de tecnología actual como es mediante la ayuda de radares, trató de ser apreciada lo cierto es que los estudios realizados no resultaron concluyentes como se esperaba.

Desde hace muchas generaciones, galeones y barcos de tipo variado que pasaban por el lugar, sufrieron los embistes de este monstruo de tamaño enorme que formando remolinos en el mar, conseguía hacerse con la tripulación de los barcos. Entre sus características podríamos encontrar unos dientes de tamaño indescriptible y la fascinación por capturar cuantos más seres humanos en su territorio.

Aunque en un principio se trataba de una criatura que simplemente diferenciaba a los marineros de buen corazón de aquellos que sencillamente buscaban tesoros marinos para enriquecerse, a los cuales atacaba, parece que su condición humana cambió esto. Y es que, como reza la leyenda que se corresponde con su origen, pareciese que fuese el propio Dios de dioses, Zeus, el responsable de transformar a una mujer de belleza ingente en una criatura tan horrible.

A pesar de que la ayuda de la tecnología ha conseguido frenar la pérdida de numerosos barcos por ejemplo, mediante indicaciones de satélites, esta criatura sigue siendo en su mayoría, al menos bajo creencia popular en Grecia, la responsable de la aparición de neblina con el objetivo de hacerse con algunos barcos. Y es que, hoy día es contada a la juventud para que recuerden que el mar puede esconder secretos difícilmente comprensibles como éste.

Usamos cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información