El Dorado

» » El Dorado

La leyenda de El Dorado es una de las más conocidas en la Historia de Colombia, principalmente porque se ha mantenido activa durante siglos y aún, hoy en día, hay quien cree que su existencia puede ser posible.

El Dorado es, según la leyenda, una ciudad mítica que se esconde en la selva colombiana. Su ubicación es un misterio y hay numerosas versiones de por qué puede permanecer escondida de todos los que han intentado buscarla. Teóricamente es una ciudad con inmensas riquezas, inabarcables para la imaginación del hombre. Su representación ha venido contada en forma de edificios de oro, tesoros gigantescos, etc.

dorado

Lo más curioso de la leyenda de El Dorado es que se basa en un hecho real. En el siglo XVI a los conquistadores españoles les llega la noticia de que existía una zona en el norte de lo que actualmente se conoce como Colombia, donde un rey cubría su cuerpo totalmente con polvo de oro durante una ceremonia en la que se realizaba ofrendas en una laguna que se consideraba sagrada.

En la actualidad, la ubicación de ese territorio en realidad se conoce perfectamente. Se trata de la laguna de Guatavita y el pueblo que realizaba tal acción se conoce como Muisca. Sin embargo las riquezas prometidas nunca han sido encontradas y eso ha fomentado que la leyenda de El Ecuador siga viva y que no pocos aventureros se hayan lanzado en su búsqueda.

El Dorado ha cambiado de ubicación conforme el territorio se iba descubriendo y, lamentablemente, quedaba menos constancia de la leyenda, ya que no era posible de forma práctica que se encontrase en ubicaciones geográficas que ya habían sido conquistadas.

Hacia el siglo XIX, El Dorado pasó a convertirse de una búsqueda infructuosa en parte de la mitología colombiana y se consideró su existencia imposible. No por ello la búsqueda ha cesado. Hoy en día sólo se muestra en películas y novelas, pero en realidad queda gente que sigue intentando descubrir dónde se cubría ese rey de oro y dónde está toda una civilización de la que se conoce más bien poco que, en teoría, debería haber desaparecido con la leyenda.

Usamos cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información