Leyenda de no dejes sola a tu hermana en casa

» » Leyenda de no dejes sola a tu hermana en casa

 

Se trataba de una familia que tenía 4 hijos y dos de ellos, eran menores de edad. El mayor de los hijos tenía 17 años y el otro, una niña, solamente contaba con 12 años de edad.

Nunca-abras-la-puerta-a-un-extraño

En la primavera del año 1995, sucedieron unos hechos que aún, a día de hoy, siguen sobrecogiendo a una gran cantidad de personas en Perú. Una pareja fue hallada tendida en el suelo y se piensa que pudo tratarse de algún tipo de venganza, pero la policía aún en la actualidad, sigue buscando a los responsables de aquellos actos.

Era un Jueves soleado, la familia se había levantado como cada mañana para llevar a sus hijos al colegio y después, marchar a trabajar. Nada parecía avisar de lo que esa misma noche sucedería pero tristemente sucedió y terminó por asustar a vecinos, amigos y también familiares de los niños.

A eso de las 8 de la mañana, se encontraban desayunando como prácticamente todos los días, juntos, y los padres de los niños que tenían un negocio de calzado les dijeron a los pequeños que esta noche, regresarían algo después a casa puesto que tenían una reunión importante y habían quedado con unas personas.

Les avisaron que no debían abrir la puerta a nadie, porque ellos llevaban llaves y en caso de ser necesario, abrirían la puerta al llegar a casa sin ningún tipo de problema. No obstante, pasaron las horas, los niños regresaron a casa del colegio y, aunque el mayor de ellos, prometió hacerse cargo de su hermana, no fue así.

Ese mismo día, había una fiesta que habían organizado compañeros de clase del mayor de los hermanos y había decidido que iría y dejaría en casa, sola, a su hermana pequeña. Una vez que la acostó a eso de las 10 de la noche, se vistió y salió rumbo a la fiesta.

Aquella noche, la niña no podía dormir y se levantó para decírselo a su hermano pero descubrió que no estaba y corrió al teléfono para llamar a sus padres que tampoco le contestaron por encontrarse, todavía, de reunión con las personas que quedaron.

En un momento dado de la noche, se produjo un incendio en la casa donde se encontraba la pequeña de la familia y, como se encontraba en su habitación, no se percató del intenso humo que provenía de la planta de abajo. De hecho, aunque escuchó el timbre, que eran los vecinos que intentaron que abriese la puerta, siguió las indicaciones de sus padres y no abrió.

Cuando los bomberos llegaron al lugar, nada pudieron hacer por salvar a la pequeña y al llegar sus padres, descubrieron que su hermano no se encontraba en casa y lo responsabilizaron de la pérdida de esta niña de temprana edad, tan querida en el barrio.

Horas más tarde, el hermano descubrió todo lo sucedido y a día de hoy, permanece hospitalizado en un recinto para enfermedades mentales. Lo más extraño de todo esto, es que afirma ver la presencia de su hermana, entre lágrimas, y cómo le dice que por favor, vaya con ella, que tiene mucho frío en donde está.

Por supuesto, nadie cree a este ya no tan niño con más de 23 años de edad.

Usamos cookies propias y de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información