Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Los payasos de la fiesta

» » Los payasos de la fiesta

Cuenta la historia que en una tranquila barriada de Sinaloa se estaba preparando una gran fiesta para una joven que estaba apunto de cumplir sus 12 años, su familia con mucho dinero y respetada en la zona por haber invertido mucho en mejorar las zonas más complicadas del lugar, habia tenido algun enfrentamiento con ciertas personas por el hecho de querer luchar duramente contra el narcotráfico y contra la llamada mágia negra que se estaba practicando en los últimos años. Este tipo de mágia habia sido fuertemente criticada ya que en los casos más extremos se hablaba que incluso se habían practicado asesinatos con el fin de liberar a otras personas o supuestamente quitar el mal de los clientes que los visitaban.

La preparación de la fiesta de cumpleaños había pasado a ser un tema recurrente entre los vecinos, quienes alegres por la felicidad de la familia y por la niña y su próximo aniversario empezaron a hablar con los demás vecinos para intentar aportar su granito de arena a esa celebración que tanta ilusión hacia a la familia que tanto habia hecho por ellos directa e indirectamente. Es por ello que con el paso de las semanas se ofrecieron comida para la fiesta, decoraciones, actuaciones de música, etc., al acabar toda la preparación sólo hacía falta una cosa que aún no se tenía, una actuación de payasos, ya que a la niña le habían encantado desde pequeña y quería tenerlos en su gran y conocida fiesta.

Pusieron un anuncio por todo Sinaloa avisando de que se buscaban personas para realizar la actuación de payasos y que se pagaría por ello, se apuntaron cientos de personas, pero finalmente contrataron a un grupo de dos hermanos.

Llego el día de la fiesta y todo fué como la seda, comida arraudales, música en directo durante horas, toda la familia al completo y una decoración que iba a hacer historia, y por fín llegó el momento esperado por la niña, su actuación particular de payasos con la que se pretendían conseguir las carcajadas más sinceras posibles. Salieron al escenario los dos payasos, con sus caras pintadas con rostros tristes y una ropa de carnicero salieron sólo con una caja al escenario, al abrirla sacaron algo que desconcertó a todos los asistentes, eran las cabezas de los guardias de seguridad que la família tenia para protegerse, acto seguido sacaron unas cadenas y cerraron la única puerta de salida y por último sacaron un hacha cada uno.

Los dos hermanos resultaron ser los responsables de toda la mafia de magia netra que sacudía a la ciudad y se inició lo que años más tarde se consideró el inicio de la guerra más béstia que jamás sucedió en Colombia, en cada aniversario que un chico y chica cumpliera los 12 años todas las personas que realizaran magia negra se vestirián de payasos con ropa de matadero e irían armados en busca de dicha persona para matarles a ellos y a su familia como ritual para castigar a todos aquellos que estubieron felices por el aniversario de quienes les quiso liquidar para siempre.

Desde entonces se dice que en esa ciudad la esperanza de vida es de 12 años y es que incluso los militares han tenido que patrullar día y noche en busca de esos payasos que aparecen en los hogares por las noches.