Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El hombre del sombrerón

» » El hombre del sombrerón

Si te encuentras en búsqueda de algunas de las leyendas más recurrentes dentro del territorio colombiano, no podrías perderte la denominada como el hombre del sombrerón por todo lo que ella esconde. Y es que, este singular personaje procedente de épocas muy lejanas, cuenta con una historia sorprendente.

El-hombre-del-sombrerón

Según se ha venido contando a los pequeños de la casa desde hace muchísimo tiempo, se trató de un hombre que vivió en territorios pertenecientes a Huila y era ciertamente inquietante tanto por su mirada como debido a las diferentes actuaciones que venía teniendo.

Fue una persona singular que vestía toda ella entera de oscuro y utilizaba siempre un sombrero de gran tamaño, igualmente de color negro. Además, se afirma que aparecía en los distintos lugares a lomos de su caballo que también, como no podía ser menos, era oscuro mismamente. Por todo ello, era realmente dificultoso apreciarlo en la oscuridad de la noche y resultaba realmente llamativo puesto que prácticamente no hablaba con ninguna persona que se encontrase a su paso.

Una de las cuestiones que más sorprenden en alusión a este personaje tan enigmático, es que tal y como cuentan infinidad de relatos normalmente no pretendía comunicarse con otras personas que encontrase a su alrededor ni tampoco intentaba hacerles absolutamente nada. Sin embargo, su tez llamativa y semblante, causaban auténtico pánico cuando se encontraban con él.

Parece que en un momento dado de la historia, tuvo un incidente con algunos vecinos de un poblado a las afueras de Medellín y trataron de hacerle daño. Por todo ello, aquel hombre que simplemente caminaba sobre su caballo sin tratar de lastimar a nadie, se fue volviendo despiadado y finalmente, desapareció.

Algunos otros relatos dicen que unos lugareños de las afueras de la ciudad lo capturaron y encerraron para que no asustara a los niños que encontraba a su paso. No obstante, no se sabe a ciencia cierta lo que sucedió con este misterioso hombre de gran sombrero ni tampoco sus intenciones, lo único que se tiene plena constancia es que no intentó ocasionar problemas pero seguramente lo confundieran con algún prófugo o similar.

A partir de aquel incidente, el hombre se fue apareciendo cada vez menos pero siempre, el día de antes de la noche de los difuntos y todo parece indicar que sus intenciones cambiaron, porque pretendía llevarse a alguien consigo, es decir, a cualesquiera que encontrase a su paso como forma de venganza por lo que le hicieron los vecinos.

Aunque se trata de una leyenda, existen infinidad de reportes de personas que a día de hoy, se vienen encontrando con este misterioso personaje en los tiempos modernos, e incluso se siguen poniendo ciertas denuncias ante las autoridades policiales de personas, que caminando en dirección a su casa, encuentran un joven vestido de otra época que podría pertenecer a otro tiempo, el cual aunque no les habla les inquieta absolutamente en el momento.

En tu caso, si algún día te encontrases con un sombrero de gran tamaño y un hombre de mirada que te atemorizase, lo que deberías hacer es no hacer caso de su mirada y continuar adelante.